Al Supersonic & The Teenagers

The Teenagers, como se les conoce en el circuito underground estatal, son música soul, son actitud visceral, auténtica y creíble en un mundo, el de los grupos más o menos actuales en los que la ‘pose’ es a menudo más importante que el criterio musical o la calidad.

A principios de 2008 editan el siete pulgadas ‘Waiting For The First Bus in the Morning’ con las canciones I Don’t Know (Where Is My Girl?) / Mess Around (Rock On Music) el cual se encuentra actualmente descatalogado. En 2009 firman con el el sello alemán Unique Records y nos vuelven a obsequiar con un 7”,  su primero con la escudería alemana con los temas Keep On Walking / Lean On Me (Uniq168-1), al que le sigue muy de cerca una colaboración con el cantante jamaicano Roy Ellis (Pyramids / Symarip) que se materializa en otro single 7” editado por el sello Liquidator: Roy Ellis & The Teenagers – Let Me Take you Higher / The  Sweetest Rumour (LQ038 Liquidator Music).  Estos 45 rpm, precedieron al que fue su debut largo, “Not Too Young” en Unique Records (UNIQ173),  que vio la luz en Junio de 2010, un disco trabajado en Madrid bajo el auspicio del productor  Carlo Coupé y que ha recibido excelentes criticas por parte del publico y la prensa especializada. De hecho, no es difícil encontrar varias de las canciones de este ‘Not Too Young’ entre las playlist de los DJs de soul y funk mas respetados de Europa.

A ‘Not Too Young’ le sucedió el single ‘Paint Yorself In The Corner’ y unos meses despues su segundo, y no menos exitoso, álbum titulado ‘It’s Alright’, también en la compañía alemana Unique Records y producido por Mike Mariconda.

Es en las actuaciones en directo, en vivo, donde la banda alcanza su máxima expresión. Conciertos cargados de energía, convicción y entrega, donde el “what you see is what you get” juega muy a su favor. Alumnos aventajados que aman su música y que no tienen ninguna duda al respecto.

Desde que se formaron, hace años ya, en un reformatorio de Granada, tuvieron claro de dónde venían sus influencias y hacia dónde se dirige su mirada, antes que nada, el SOUL negroamericano de los años 60 y 70. Su abanico musical y gustos musicales personales van mucho más lejos, se pasean por lo jamaicano o las raíces del soul y rhythm’n’blues y todo el desarrollo posterior de la música negra americana, pero los TEENAGERS son SOUL en mayúsculas. Aman el Northern Soul: la música y su cultura. The Teenagers llevan el soul en las venas; cuando les preguntan qué clase de banda son ellos contestan: “Nosotros no somos ni hacemos soul, el soul nos hace a nosotros”.

Han acompañado a figuras legendarias del soul de los 60s como Tommy Hunt, Dean Parrish o PP Arnold, y su primer single se agotó a las pocas semanas de aparecer. Recién llegados de su gira de presentación “Not Too Young European Tour 2010” que les ha llevado por Alemania, Francia, Suiza, Portugal y España, se vuelven a encerrar en el estudio para grabar “Only One Life”, a petición de la banda alemana Superpunk, una revisión de su himno ‘Ich Weigere Mich, Aufzugeben’ que será editado en Marzo de 2011 en el álbum tributo ‘Oh Dieser Sound – Stars Spielen Superpunk (Tapete Records).

Acaban de ser galardonados con el premio Pop Eye a la “Mejor banda de música negra 2010” por votación popular (mas de 400.000 votos para las 25 categorías). Sus canciones se benefician de años de pasión devorando la música que les gusta, estribillos y arreglos brillantes y mucha alma de la de verdad. Son elegantes y tienen a la vez esa actitud de la calle, de saber estar, de entender el lenguaje de la música negra. La arrolladora garganta de Alfredo, tan rugiente, matizada y fogosa, se crece con el suplemento suntuoso de una formación donde el hammond con brillantina, la exquisita base rítmica de Javi Frías y Gustavo Fernández, y la honesta dupla de metales de Mac Manaman y Juan Almendros; juntos,  multiplican la vitamina del discurso.

Al Supersonic & The Teenagers avivan la esencia de la Motown, los clásicos de la Atlantic y el rare soul. Nos traen a la memoria el recuerdo de bandas con  similares historias como los Housemartins y los jóvenes, que como ellos, viven para la mejor música del mundo. Los chicos, están preparados.

Teenagers